miércoles, 26 de marzo de 2008

Recordar... ¿es vivir?



De repente mi celular empieza a repicar, me doy cuenta de que me llega un mensaje y empiezo a leerlo.

Eras tu, diciéndome que querías verme, me pedias que me conectara al msn para arreglar los detalles de lo que sería nuestra primera cita!










Rápidamente corro al ordenador, lo enciendo y me conecto. Me saludas eufóricamente haciéndome repetitivos cumplidos, a los cuales les creí como una estúpida quinceañera.
Platicamos un par de minutos y acordamos ir al cine, a “ver” una película, la cita era en centro magno en aproximadamente una hora, para mi sorpresa yo no estaba limpio, así que tan rápido como pude, me duche, cambie, y perfume
Me dispuse a salir de mi casa con destino a lo que sería el principio de nuestra “relación”
Llegue a la hora que acordamos y espere veinte minutos, porque en el fondo de mi ser, sabía que si te retrasabas podría yo tolerarlo, ya que para mi; valías mucho
Llegaste vistiendo un short de color café y una playera de color blanco en conjunto con unas bellas sandalias cafés, muy combinadas por cierto, me dijiste que tenias visita y que no podías dejarlas ni decirles que te tenías que ir, así que me propusiste ir a tu casa para platicar.

Ya en tu casa, con tantos nervios como jamás los había tenido en la vida me invitaste una cerveza, accedí penosamente, después de charlar, reír y bromear con tus dos encantadoras amigas, ellas decidieron que se tenían que ir

Con vergüenza te pedí que me dejaras usar tu baño a lo que accediste, orine y me lave mis manos, cuando salgo del baño y te encuentro cara a cara, frente a frente. Con una mirada en tu rostro que jamás en mi vida olvidaré.



Te acercaste a mi a no menos de tres centímetros de mi rostro e intentaste besarme, no negaré que mi mente explotó de la emoción y mi corazón casi deja de latir, pero yo tenía novio y no pensaba engañarlo, al menos no estaba entre mis planes, de nuevo intentaste besarme y decidí apartarte de mi, tomando tus hombros y alejándote hacía atrás.



Me tomaste y me dijiste con voz firme y decidida: “sube las escaleras, vamos a mi cuarto” sin pensarlo ni dudarlo subí por las escaleras e instintivamente adivine cual era tu cuarto, entre y cerraste la puerta con llave, me tumbaste en la cama y de nuevo intentaste besarme; sin éxito.
Me dijiste que te caía bien, que te gustaba y astutamente me preguntaste si tu no me gustabas, a lo cual no pude negarme y dije que si, de nuevo te acercaste a mi; esta vez más lentamente y yo estúpidamente me acerque y te bese, fue un beso bastante orgásmico, de esos que cuando apenas tocas los labios de la persona, sientes como si tu alma abandonara tu cuerpo y solo quedara en ti el placer que te provoca!

Me quitaste la camisa, yo te regrese la misma cortesía, nos besamos como jamás había yo besado a alguien ( con pasión y mucha lujuria ) te paraste y me dijiste: “sígueme” y fuimos a la habitación de tus padres, sin encender la luz nos dejamos caer en la cama King size y seguimos besándonos, tocándonos y cada minuto que pasaba engañaba más a mi novio ( Jesús ) me tocaste el pene e hiciste alarde del bueno tamaño que tiene, lo cual hizo que me excitara aun más y elevar mi ego al infinito.

Por fin llego la hora en la que me tenia que despedir, me invitaste a dormir contigo, ya que tus padres no estaban, pero me negué alegando que no podía, lo cual fue mentira, te tuve miedo; un miedo impresionante además de sumarle los nervios por lo que pudiera pasar y yo no me sentía preparado.

Camino a mi casa en tu automóvil no dejamos de besarnos en cada luz roja, yo no dejaba de acariciarte y decirte cuanto me gustabas, cuando por fin llegamos a mi casa, me despedí con un beso tierno y te dije adiós

Lo que paso al día siguiente en tu casa fue maravilloso, y jamás he tenido una experiencia que me proporcione el mismo grado de placer hasta la fecha. Verdaderamente estuviste dentro de mi, y no solo físicamente.
Por motivos de discreción, falta de ganas & tiempo no entraré en detalles.

Así fue como te conocí.

4 comentarios:

joseph stam dijo...

haha
deberia de ser guinista del libro vauquero jaja

me gusto tu historia bn genial

me gusta la idea de hacer personales los blogs como el de usted
jejej

saludos

Anónimo dijo...

hahah
aii hasta me prendi

Fael dijo...

Muy buena la historia (que deja lo "mejor" a la imaginación, jeje), y el blog, que estoy empezando a descubrir. Gracias otra vez por tu visita al mío, que me ha servido, ya ves, para descubrir el tuyo.
Un beso.

likiskurris dijo...

jajajajajja
eressssssssssssssssssssss
un sucioooooooooooooooooooooooooooooo
jaajaajjaa
noes cierto
un calienteeeeeeeee