sábado, 18 de abril de 2009

[ Hablemos sin "pelos" ]


Bien es conocido por todos el término "Bareback" y para el que no lo conozca seguro es alguien que no está muy metido en el mundo de la comunidad LGBT pero a continuación hablaremos un poco sobre eso.

La palabra bareback tiene muchas connotaciones pero todas y cada una de ellas vierte en el mismo significado, por ejemplo muchos lo aplican como:







- Montar sin silla, haciendo alusión al mundo ecuestre (el de los caballos)


- Montar a pelo


- Coger a ráiz (si, con el acento en la A)
En pocas palabras consiste en sostener relaciones sexuales anales sin la protección del condón de latex. (Siempre en relaciones homosexuales)
Argumentos sobran cuando se trata de no usar el condón en las personas que practican el bareback, uno de los principales y más comunes es "no se siente lo mismo" "yo sólo sostengo relaciones con una persona y ambos somos seropositivos".


Pero realmente el problema va más allá de la fidelidad o de la confianza que se tenga mutuamente en una relación. Alejándonos de emitir cualquier juicio o pretender posar una actitud inquisidora mi intención sólo es profundizar un poco en el tema.
Ya que no todo es negativo cuando mencionamos la palabra bareback.
Aspectos positivos:
- Llevar a cabo una cogida sin condón siempre es muy placentero, y cualquiera que haya tenido sexo en ambas situaciones estará de acuerdo en que la sensación de introducir el pene en una cavidad anal sin condón resulta un tanto más delicioso que con la barrera de latex.


- En un punto de vista un tanto más filosófico; tener sexo sin condón une más a las parejas, haciendo que exista aún más intimidad de la que se tendría.


- Resulta más espontáneo tener sexo sin condón, ya que se evita la eterna búsqueda del condón al momento de querer penetrar a la pareja.


- Incluso en términos monetareos resulta positivo, dado que se dispende del gasto de los condones que muchas de las veces no resultan nada baratos (dependiendo de la marca, estílo y localidad donde se compren)


La otra cara de la moneda y la antí-tesis dicta que también existe un lado negativo:


- Si se lleva a cabo una relación sexual a pelo con una persona infectada de VIH o con una ITS (Infección de trasmisión sexual) Existe un elevado porcentaje de ser infectado por dicho virus.


Pues básicamente ése es el contra potencialmente más peligroso que deriva en muchas otras consecuencias que resultan bastante obvio hasta para el menos pensante. ¿verdad?
Las causas de que las personas homosexuales lleven a cabo el bareback son infinítas. Algunas simplemente son absurdas y ridículas; otras tantas involucran situaciones psicológicas y mentales bastante densas como:


- Hay personas que viven sólo para el hoy, y no piensan para nada en el futuro. Algunos hombres piensan que tienen que hacer todo lo que puedan con sus vidas ahora mismo, pues no esperan vivir por mucho tiempo.

- Existen hombres gays que se enfrentan cotidianamente a situaciones de baja autoestima. No piensan que valga la pena proteger su salud o su vida. La baja autoestima es común en la comunidad gay y está relacionada directamente con la manera en que la sociedad trata a los hombres homosexuales, con la discriminación y la homofobia.


-Muchos varones gays viven en la negación y creen que nunca se infectarán.


- Algunos, simplemente disfrutan más al hacerlo sin protección y creen que vale la pena correr el riesgo. Prefieren al contacto "piel con piel", desdeñando los riesgos.


Respeto la libre decisión de aquellos que practican el sexo anal sin protección, o bareback, como debo respetar a cualquiera que piense diferente a mi y que crea vehementemente en sus convicciones e ideas.
La información respecto al VIH-SIDA existe y es, hasta cierto punto, suficiente para que cualquier persona sexualmente activa reduzca significativamente el riesgo del contagio y la muerte temprana. Si una persona que está informada y conoce las formas y consecuencias del contagio aún así elige tener sexo anal desprotegido, o bareback, es una decisión que no puede ser criticada fácilmente, menos aún si también es el caso de su o sus parejas. Pero hacerlo simplemente por moda, desinformadamente, y sólo por experimentar un placer que otros aseguran digno de correr cualquier riesgo, me parece una franca y total estupidez. Los partidarios y promotores del sexo bareback tienen en sus manos una grave responsabilidad social, misma que espero sean capaces de entender y -sobre todo- comunicar; ¿cuál?....., aquí está dicha hasta el cansancio.


¿INCONGRUENCIA?

1 comentario:

Martinsísimo dijo...

Hace meses leí un reportaje en el periódico Reforma sobre el tema. La verdad es que no lo podía creer. Me dio mucho coraje que esté pasando esto.