martes, 21 de abril de 2009

[ Te compro una vida ]

[...] no vendo mi cuerpo,
yo lo regalo, lo ofrezco, lo exhibo
cuando tengo ganas de sentir
la rigidez erguida del hombre
encontrándome el sexo,
o cuando deseo la pasión caliente
de mi culo cuando lo tocas, lo besas,
lo devoras.
[...] y busco en cada hombre algo diferente,
algo que cambie mis noches y mis días
porque soy sexo a cualquier hora.
*[...] el amor es como yo
mujer de todos, a todas horas y no en silencio.
[...] no soy esclava.
No quiero tu casa, tu dinero, tu carro,
quiero tu cuerpo, tus manos, tu pene.
Te compro a ti.
No me vendo, me doy, me ofrezco,
te pago porque me hagas el amor
cuando yo quiera, cuando yo necesite.
Y cuando ya no funciones compro otro.
¿Te vendes?
Te compro...

2 comentarios:

Mary J dijo...

me inspiro...

Dae dijo...

zas culera!